jueves, 21 de julio de 2016

MINERÍA ESPACIAL: Los cazadores de asteroides

Lejos de la ciencia ficción:


ilustración de una corta minera en un asteroide, por el artísta Artur Zima


Hace algunos años, algunos dudaban que se pudiera llegar a la Luna, lo cierto es que en la actualidad aún se duda de que el hombre nunca haya llegado realmente… Tal vez ese es un aspecto de nuestras vidas que seguirá siendo así por mucho más tiempo, o tal vez algún día se descubra la verdad.

Y mientras los que apoyan las teorías conspiratorias siguen buscando bases alienígenas en la cara oculta de la luna, hay personas que ya han ido más allá en las ideas extravagantes que pueden cambiar el futuro, y es que ¿Quién no ha escuchado eso de que van a explotar recursos fuera de nuestro planeta?

A algunos puede parecerles algo solo relevado a las novelas de ciencia ficción, pero… también pensábamos que los móviles nunca podrían meterse bajo el agua, o  que el traductor de google siempre traduciría mal (bueno eso sí es ciencia ficción), así que todo es posible en este siglo de avances exponenciales.

Esta es la apasionante  idea que quiere llevar a cabo la empresa espacial Deep Space industries (DSP https://deepspaceindustries.com/ ) e intentar ser pioneros allá donde solo  Darth Vader o el Capitán Spock han llegado, y ser los primeros en el campo de la minería espacial. Pero no son los únicos, pues antes que ellos, se fundó Planetary Resourses, Inc. (http://www.planetaryresources.com/#home-intro) apoyada por inversores de renombre, como los creadores de Google o el propio directos de cine James Cameron -  sí, ese que creó Pandora y explotó el inobtanio (Ubh-310) en su superficie.

De ese modo me dispongo a responder algunas preguntas que quizá vuestras cabezas inquietas se estén haciendo en estos momentos, o ya se hayan hecho.

Algunas opiniones sobre la minería espacial

¿Por qué asteroides?

Es sabido por los sabios geólogos de nuestra humilde bola azul, la importancia que tienen los meteoritos para el estudio de nuestro propio planeta, y no solo eso, si no las composiciones tan extrañas que algunos suelen presentar, valorizando estos objetos tanto por su oportunidad científica, como por su valor extraterrestre.

Incluso se han podido catalogar diferentes tipos de meteoritos según su composición, y algunos resultados han sido sorprendentes. Existen las famosas Condritas, que nos dan una idea de las primeras etapas de evolución que sufrió la tierra, aunque en este caso, carecen de relevancia y la atención recae sobre los denominados  “Iron meteorites” o meteoritos férricos (Fe-Ni) en los que el rango de composición de níquel va del 5% al 62 % con una media de  10%, cobalto ( con medias de 0.5%), además Oro y platinoides ( platino, plata, iridio, osmio paladio…) todos necesarios para nuestras valiosas tecnologías inteligentes.  Si comparamos estos datos con  unas  de las principales menas de níquel en la tierra; la garnierita o  la pendlandita, esta última con hasta un 30 % de Ni, quizá podríamos decir: “bueno, no es una mala cifra, no hay que irse al espacio...” pero  no se debe olvidar que estas cifras deben estar ligadas a un yacimiento  con las cantidades necesarias para ser explotado, además el mineral debe pasar por un tratamiento para extraerle el níquel ¿os imagináis tener toneladas de  asteroides con níquel en forma de aleaciones con hierro?  

Un dato curioso es que un solo asteroide podría contener todo el platino explotado en las minas terrestres hasta ahora, y al parecer existen unos 9000 orbitando “cerca” de nuestro planeta.


Gibeon Iron meteorite, encontrado en Namidia

¿Por qué en el espacio?

Algunas personas pueden pensar: ¿para que irse fuera teniendo en la tierra estos metales? La respuesta está en el propio espacio -pequeño saltamontes-. La explotación de estos recursos a nivel extraterrestre, permitiría realizar labores espaciales más duraderas, debido a que se podría extraer agua de algunos asteroides, para obtener el hidrógeno imprescindible para el combustible de las naves, y oxígeno – imprescindible para la supervivencia humana-. Todo esto daría grandes ventajas a los trabajos fuera de la atmósfera y a una evolución sin precedentes a lo que serían “colonias fuera de nuestro planeta”.


 Economía espacial

¿Problemas?

Como algunos saben, lo más difícil y costoso en una misión espacial, radica en el aterrizaje y en el despegue en los que se gastan grandes cantidades de energía, con el fin de poner una sonda en el espacio. Para que os hagáis una idea; el 90 % de la masa de un cohete al despegar es combustible, así que este es el primer escollo que se presentar para las zonas espaciales, aunque esto se puede plantear de otra manera y hacerlo la gran baza para la explotación espacial, ¿no sería más fácil tener una gasolinera “asteroide” en el propio espacio que te proporcionara el hidrógeno suficiente para seguir adelante?

El tema del aterrizaje es algo más peliagudo, pues aterrizar en un cuerpo en movimiento en el espacio no debe ser nada fácil,  aunque los Jedi lo hagan con tanta elegancia….

Houston, tenemos un problema....

¿De quién serán los asteroides?

¿Qué pasaría si de repente todo esto fuese ya un hecho? A los humanos nos gusta crear leyes, ¿qué pasa en el espacio?

Lo cierto es que ya en nuestro planeta, las explotaciones de los recursos minerales dejan mucho que desear ya que -dependiendo de el país donde se realice-  la legislaturas puede ir de muy poco permisivas, a  repúblicas bananeras donde prevalece el que más billetes tiene. ¿Qué sucederá en el espacio? Allí no hay policías ni jueces, tampoco Vengadores…

¿Se pueden realizar concesiones de exploración y adjudicar cuadrículas mineras al primer extraterrestre que quiera explorar un asteroide?

En realidad hay un Tratado del Espacio Exterior de 1967 (aunque no tan viejo como la Coca Cola). En este documento se deja claro que se prohíbe la reivindicación de cuerpos celestes por parte de los gobiernos, sin embargo, las empresas son privadas… ¿Acaso el dinero tiene gobierno? Los vacíos legales son obvios. Del mismo modo, si estás pensando que tú puedes reivindicar la propiedad de un asteroide, la ley caería sobre ti más rápido que la manzana de Newton, pues en 2001 el tribunal de los EEUU dictó que una persona no puede poseer un asteroide.  No obstante, el dinero mueve el mundo, y quizá tentados por la idea de la “fiebre del oro espacial”, EEUU (o Barack Obama) autorizó el pasado 25 de Noviembre, una ley para la “Exploración del espacio”, a lo que Luxemburgo pretender responder con otra ley más extraña todavía.


propiedad de X

Lo cierto es que si la burocracia para realizar una explotación en la tierra, suele causar dolores de cabeza, quizá reclamar una concesión en el espacio pueda provocar una embolia…¿a qué oficia se debe llevar toda la documentación? ¿Colocarán una sede de la administración en la cara oculta de la Luna?

Como duda final, necesito decir que si ya en 1967 la ONU creó un tratado sobre el espacio exterior, parece que en las altas esferas de inteligencia saben que lo que nosotros vemos como ciencia ficción, está a la vuelta de la esquina o ¡incluso ya se ha comenzado a hacer!


Gracias por tu tiempo.
No olvides dejar tus comentarios y si conoces algunas cosas interesantes del tema, no dudes en compartirlas.

Por: Nhia Schamuells

Sitios consultados:



2 comentarios:

  1. Tal vez mi duda no tenga relevancia pero... en peso extra que se introducirá a la tierra (el peso en masa de los meteoros) afectará en algo a nuestro planeta?
    Y tengo otra duda (de esta no estoy muy segura) la radiación es diferente dentro que fuera del planeta, entonces... traerían más radiación a la tierra junto con los minerales o metales extraídos? Como afectaría?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Akurann. Tu duda me parece bastante interesante, aunque no soy una experta en estos temas de los que hablas...lo intentaré. Respecto a lo de si "afectaría a la masa del plantea": piensa que todos esos elementos traídos quizá no representen ni 1% de la massa total de nuestro planeta y supongo que generaría un mínimo impacto... año tras año caen meteoritos en nuestro planeta y de momento no ha ocurrido nada.
      En cuanto a la radiación; todos los cuerpos celestes emiten radiación, ya sea infraroja, microondas, ondas de radio, etc...incluso nosotros. Supongo que te refieres a la radioactividad, la cual emiten algunos átomos inestables de determinados elementos. Los asteroides en teoría no tienen ningún elemento radiactivo (o si lo tienen es en menores cantidades) aunque al estar sometidos a rayos gamma directamente, no sé si adquirirían algo. De todas maneras, está pensado explotar estos asteroides fuera de nuestro planeta y la mayoría de los materiales obtenidos usarlos en el mismo espacio para fabricar colonias y sustentar las naves. Además seguramente todo lo que llegara a la tierra sería sometido a una descontaminación, como ha se suele hacer con todo lo que regresa del espacio o lo que cae.

      ¡Espero que un experto pueda responder mejor a tu pregunta!

      Eliminar