jueves, 20 de octubre de 2016

LUGARES GEOLÓGICOS FASCINANTES (PARTE I)





La geología es impresionante: “Y LO SABES”, por eso traigo algunos lugares espectaculares que quizá conozcáis y quizá no…pero que vale la pena descubrir y dejarse fascinar por esta ciencia que nos rodea a cada minuto. Esta primera entrega consta de 10 fabulosos lugares, ¡allá vamos!


1- Pozo de Darvaza

Turkmenistán aloja esta singular puerta al infierno de 69 metros de diámetro y 30 metros de profundidad. En 1971 en medio del desierto de Karakum, la tierra devoró el equipo de los geólogos que prospectaban la zona buscando gas. Lo encontraron, en forma de cueva y temiendo que pudiera producirse una explosión prendieron fuego al descubrimiento…después de 40 años ese fuego sigue ardiendo. Curioso ¿no?



2- Géiser Fly

Seguimos con equivocaciones con sabor humano. Este Geiser situado en el viejo rancho Fly en el estado de Nevada (USA), fue fruto de la búsqueda de aguas termales para energía geotérmica. Los 93ºC que poseían las aguas encontradas fueron insuficientes para producir energía, y el proyecto se abandonó, pero los pozos se sellaron mal y las fugas produjeron una formación inusual, que gracias a la deposición de carbonato cálcico de las aguas creó esas formas maravillosas. Los colores se deben a las bacterias termófilas que viven alrededor de la surgencia. ¿A alguien más le apetece fondie de chocolate?




3- Great Blue Hole


Después de ver la puerta al reino de Hades, Poseidón no podía ser menos, y a unos 100 km de las costas de Belice tiene su particular entrada a las profundidades marinas. El “GRAN AZUL” .Es un agujero literal de 300 m de ancho y 123 de profundidad que se formó durante la última glaciación. Para empezar, debéis imaginar un sistema kárstico como cualquier otro, cuando el nivel del mar comenzó a subir después del deshielo, las cuevas se inundaron y el techo cedió formando este maravilloso sistema de cuevas submarinas. ¿imagináis los misterios que se esconden en este sistema de cavernas?



4- Zhangye Danxia

Este singular lienzo montañoso tiene parque geológico propio y está situado al noroeste de China. Abarca 520 km2 y es el resultado de la deposición de arenisca compuesta por diferentes minerales que dan esa coloración, posteriormente la colisión indo-australiana con la placa de Eurasia provocó la deformación de los estratos; eso, añadido a la erosión artística del viento, la lluvia y el tiempo, han esculpido estas bonitas montañas al gusto de los gourmets de la pastelería.



  5-  Acantilados de Étretat

Ya lo retrató Monet en su famoso cuadro “l’aiguille et la falaise” y muchos otros autores quedaron fascinados por esta formación de la costa de Albâtre en Normandía (Francia). 140 km forman esta blanquísima costa de paredes cretáceas, dónde la más famosa de estas formaciones es la Porte d’Aval, un arco de sílex acompañado por una guja de 51 metros que inspiró también a Maurice Leblanc, escondiendo allí el tesoro de los reyes de Francia en su novela L’aiguille Creuse.




6- Cañón Bryce

Volvamos a los estados Unidos, concretamente al estado de Utah. Esta poderosa formación fue mal nombrada en su momento, y ahora ostenta el título de cañón sin llegar a serlo. La erosión ha creado unas singulares estructuras llamadas “chimeneas de hadas” la paleta de colores pardos recrea una vista espectacular que nada tienen que envidiar a su vecino, el Gran Cañón.




7- Salar de Uyuni

Esta vez viajemos al sur del continente americano para visitar el salar continuo más grande del mundo con una superficie de 10582 km2, y no exagero. Ese es el salar de Uyuni (Bolivia), que en su extensa superficie alberga el 70 % de las reservas mundiales de litio, una barbaridad sin duda. Un paraíso salado en el que parece que puedes caminar sobre el agua. Con la desbordante demanda de nuevas tecnologías, el mundo pone su ojo en Uyuni, los coches eléctricos y sus baterías de litio dependen de este enorme salar…esperemos que este grandioso salero nos siga impresionando millones de años más.



   8- Río tinto

Una maravilla marciana en la tierra. Situado en la provincia de Huelva (España) el río tinto posee ese nombre nada más y nada menos que por el color tinto de sus aguas. Está encajado en la faja piritica ibérica, la mayor provincia metalogenética de sulfuros masivos de Europa, debido a esto sus aguas adquieren los metales de la roca encajante y presentan esos colores característicos. La vida extremófila habita el río y por eso es foco de estudio de aquellos que investigan la vida en nuestro vecino rojo; Marte.  



9-      Pamukkale

Literalmente este nombre exótico significa “castillo de algodón” y no es para menos, ya que estas formaciones parecen un suave jacuzzi en las nubes. Turquía aloja esta fantástica formación creada por aguas termales ricas en carbonatos que fueron creando poco a poco este castillo de algodón típico de postales de luna de miel.



10-   Calzada de los gigantes

Termino esta primera entrega con un clásico entre los clásicos que casi todos reconoceréis a primera vista: ¡la Calzada de los Gigantes! Y como hasta aquí todos sabréis que se trata de un conjunto de disyunciones columnares producidas en coladas de lavas con el enfriamiento rápido, os voy a narra el mito de esta singular formación irlandesa.
Finn (irlandés) y Bennandoner (escocés) eran dos gigantes que se llevaban fatal, así que demostraban su odio lanzándose rocas que pretendían aplastar al otro. De ese modo se formó campo de rocas sobre el mar. Bennandoner decidió cruzar el camino de rocas para atacar directamente, pero la mujer de Finn le disfrazo de bebé y el bobo de Benn creyó que el padre del crío sería el triple de grande, así que con el temor en sus carnes gigantescas salió huyendo pisando muy fuerte las rocas para que el “padre” de Finn no pudiera seguirle, así nació la famosa calzada…¡según la mitología claro!




¿Te ha gustado este post? ¿Crees que alguna formación debería formar parte de esta colección?
Házmelo saber en los comentarios, 
¡nos vemos en la segunda parte de esta entrega!



1 comentario: